El primer campamento diocesano del verano es ‘Zagalópolis’, que organizan conjuntamente las delegaciones diocesanas de Infancia-Juventud y Vocaciones, congrega a casi un centenar de acampados de entre 9 y 12 años (48 chicas y 45 chicos). Colaboran con el equipo director 16 monitores.

La idea fundacional de ‘Zagalópolis’ es ofrecer un campamento a los niños y niñas de parroquias que no realizan esta iniciativa. Este año la cite es en la localidad conquense de Arcas. Y la propuesta temática responde al lema “Buscando al profeta”.

La salida de Guadalajara es el 24 a las nueve de la mañana y el retorno al terminar el día de los padres, sábado 1 de julio.